jueves, 27 de mayo de 2010

El Mundial: Italia o el Abuelo añora la Gloria

Aunque ya les hemos adelantado -para que luego no existan sorpresas- que el campeón del Mundial será Messi. Nuestro deber periodístico nos obliga a realizar el análisis de algunos equipos más. Sabemos que no tiene ninguna utilidad, pero como eso de hacer las cosas sin ningún motivo práctico y con la plena consciencia de estar desperdiciando nuestro -y vuestro- tiempo lo tomamos como un apostolado, pues, allí vamos.
ArgentinaBrasil y España ya fueron estudiados con anticipación. Así que ahora hablaremos del resto de equipos que -se supone- deben ser animadores del evento más importante de la temporada (olvídense de nimiedades como la probable guerra de las dos Coreas).

ITALIA

Como no hablar del campeón defensor. Del equipo que practica el fútbol arte por excelencia. Se que debimos haberlo hecho antes, pero nunca es tarde para redimirnos de pecados antiguos (como si de pedófilos sacerdotes habláramos). Italia reúne, queridos lectores, todas las virtudes que desde niños nos enseñaron que debería inculcarnos el deporte para poder aplicarlas a nuestras vidas: esfuerzo por encima del talento. Orden por encima de la creatividad. Pragmatismo por encima de la fantasía.

El equipo italiano representa a la hormiguita de la fabula de la cigarra. Nos enseña que el trabajo duro suple -y con creces además- a cualquier don o habilidad innata que podamos tener. Italia es un adulto hecho y derecho, que no se va con juegos en la vida y se toma en serio lo que ha de tomarse en serio. Es lo que toda madre espera que seamos de grandes. Es lo que la sociedad nos exige que logremos en el plano laboral, sentimental, familiar. Que nos dejemos de niñerías, de amagues, de regateos, de intentos infructuosos de felicidad y vayamos de lleno a conservar el cero a cero espiritual. Pues la vida se gana por penales o -por lo menos- no se termina goleado y sí con una decente pensión de jubilación.

EQUIPO

Marcello Lippi ha decidido no correr riesgos innecesarios y ha dejado afuera a esa panda de hippies impresentables que en el momento menos pensado podían ponerse a hacer paredes, driblear rivales o incluso –¡horror de horrores!– goles. Afortunadamente Totti, Cassano, Del Piero, Amauri y Ballotelli están fuera de la convocatoria. Lo que nos permitirá disfrutar cómodamente de algunas cervezas y de una buena conversación frente al televisor, sin tener que preocuparnos por perdernos algún gol. Pues no los habrá. Ni a favor ni en contra.

ESTRELLAS

La doctrina católica nos enseña que uno de los peores defectos del ser humano es la soberbia. Debemos ser corderos para alcanzar el amor de Dios, recuérdenlo. Y en el rebaño del Señor la única estrella es Él. Es por eso que Italia -católica como ninguna- tiene un equipo homogéneo. Es decir, nadie es ni medianamente bueno, y como todos sobrepasan los cuarenta años, no existe la posibilidad de que haya algún jugador explote en el Mundial y se convierta en la revelación del torneo.

RIVALES

Paraguay: Es en Sudamérica lo que Italia para el mundo. Un equipo torpe, sin talento y muy disciplinado. No por nada lleva ya asistiendo a cuatro Mundiales consecutivos sin haber tenido nunca un buen jugador. En su contra debemos decir que, a diferencia de Italia, su incapacidad y sosería no es autoinflingida sino que es dada por falta de otras opciones, lo que la desvirtúa completamente. Si hay algo que destacar de Paraguay es que el jugador que iba llamado a ser estrella (no por bueno, sino por ser el único delantero) recibió un tiro en la cabeza hace unos meses. De más esta decir que se recupera satisfactoriamente. Pero no con la suficiente rapidez como para hacernos disfrutar de sus remates sin fuerza y cabezazos desviados.

Nueva Zelanda: ¿Queda cerca de Australia, no? ¿O esa era Samoa?

Eslovaquia: La parte prescindible de lo que alguna vez fue Checoslovaquia. La República Checa se quedó con el fútbol y con las mujeres bellas (prueba de ello lo bien cotizadas que se encuentran tanto en la industria del erotismo como en la de las relaciones amorosas de pago directo, como sabrá usted, culto lector). Es como si a Guatemala de quitaran el Guate o a Sudáfrica el Sud. Lo que queda es algo que nadie quisiera llevarse a su casa, a menos que le pagaran por ello.
Su estrella es ¿Nedved? ¿Baros? ¿Rosicky? No. Todos ellos son checos.

PRONÓSTICOS

A pesar de estar en un verdadero Grupo de la Muerte (porque, como a la muerte, nadie quisiera tener uno de los partidos de este grupo en frente) Italia  -con dos empates a cero contra Eslovaquia y Nueva Zelanda y una victoria por penal contra Paraguay- saldrá victoriosa y primera del Grupo, ya que todos los otros partidos terminarán empatados a cero.

Luego de la primera ronda, salvo que se encuentre por el camino con Alemania (cuya actitud de pujanza, desarrollo y orden para ser hombres de bien, son incluso, más meritorios) tiene el camino allanado hasta la final. Naturalmente la perderán. Y no porque tengan a Messi frente a ellos. Sino porque por muchos valores morales que nos enseñen, todos ellos ya están lo suficientemente grandecitos para dejarse de corretear tras una pelota y conseguirse un trabajo decente.


H. P.