viernes, 10 de diciembre de 2010

La Tigresa: Música milenaria como el Oriente

En Periódico de a China nos deleitamos con la contemplación, escucha o lectura de los clásicos. Sentimos que en ellos se encuentra depositado el cúmulo esencial de la civilización humana y fuera de ellos se puede hallar artificios, adornos, barroquismo, excesos, pero no la cristalina pureza y contundente verdad universal que nos ofrecen Dostoievski o Corín Tellado, Stravinsky o Maná,Truffaut o Leónidas Zegarra. 

Aunque la presión popular insista en considerar a los clásicos aburridos, la realidad es que han alcanzado tal nivel, justamente, por trascender lo popular y rozar, o alcanzar incluso, lo divino, lo que los pone, entonces, en una condición superior que la mayoría de mortales no alcanzaremos jamás.

Es por eso que hoy les pedimos disfrutar con nosotros de una joya de colección, de la que es, probablemente, la mejor ARTISTA peruana desde Ima Súmac. Una mujer que demuestra que la perfección no requiere de juventud, buena voz, talento, gracia, inteligencia ni ninguna de esas mal llamadas virtudes en nuestra nihilista sociedad contemporánea. La Tigresa del Oriente es clásica porque emula y rinde homenaje (voluntariamente, no vayan a pensar lo contrario, por favor) a los guturales sonidos que seguramente realizaron los primeros hombres (o las primeras mujeres) cuando empezaron a serlo y expulsaron a sus congéneres fuera de la comodidad de sus cuevas a los peligros de la caza y del progreso. El resto es historia y, les aseguro, que si los antepasados de la Tigresa no hubieran producido tan alevosos ruidos, nunca hubiéramos dejado de ser unos simples monos y jamás hubiéramos llegado a este "Nuevo Amanecer".