miércoles, 27 de octubre de 2010

Modern Family: ¡Ni que fueramos peruanos!

Sofia Vergara es una modelo y actriz que a pesar de haber logrado en su carrera hitos imborrables en el inconsciente colectivo como ser protagonista de la mordaz comedia "Chasing Papi" -ya convertida en un corrosivo clásico- o haber tenido un romance con Luis Miguel, hechos que la convierten -de no existir Shakira, claro- en la colombiana mas famosa de todos los tiempos; se ha dado maña para dar el gran salto a la popularidad en ingles (como la misma Shakira) y no de manera tímida ¡cómo creen! sino de la forma más glamurosa posible: Reemplazando en el lecho nupcial nada menos que a Peggy Bundy y, por si fuera poco ¡llevando como equipaje a un hijo gordo! La comedia Modern Family, ya en sus segunda temporada, ha logrado éxito de crítica y de público, ganando incluso un Emmy -por encima de Tina Fey y su Thirty Rock- y, aunque no tiene ni una vaga reminiscencia a la mordacidad de "Married with Children", el programa suele aludir a tópicos incómodos o -directamente molestos- contra la extremadamente sensible comunidad latinoamericana. Un gag en particular ha generado gran controversia en el Perú, ya que -aunque sea cierto- a nadie le gusta que sean otros lo que le digan ladrón o campesino.
En este caso particular, debemos usar esta tribuna popular para asegurar que los guionistas de la serie han cometido tamaño ultraje contra el buen nombre de mi nación, puesto que ante la escena internacional hemos quedado como unos subdesarrollados pastores de cabras, asociales y con grave tendencia a la delincuencia colectiva, cuando la realidad es completamente diferente, ya que en el Perú, nadie cría cabras.